Saltar al contenido
Proyecto Amigo| Iñaki García

Pequeñas historias de banquillo

Pequeñas historias de banquillos
También te puede interesar: LA LISTA MÁS GRANDE DE TIPOS DE TURISMO

Recupero un viejo artículo de Masliga titulado ‘Pequeñas historias de banquillo‘ para recordar entre otras cosas el viaje hacia el conocimiento que emprendió Pep Guardiola antes de convertirse en entrenador.

Artículo para la web Masliga.com publicado el 22 de agosto de 2011

“Alguien que sabe inglés no siempre es buen profesor de inglés”

Con estas palabras Gregorio Manzano, entrenador del Atlético, daba su opinión sobre los entrenadores que no han sido futbolistas de élite. Eso lo dijo en 2008 cuando entrenaba al Mallorca y se refería a Bernd Schuster. Sin embargo, es un debate actual y al mismo tiempo longevo. Arrigo Sacchi, que fuera también entrenador del Atlético de Madrid, fue posiblemente el hombre que cambió ese concepto. El italiano demostró al mundo que sin haber sido jugador de fútbol se podía dirigir con éxito un equipo. En la actualidad, los dos ejemplos más claros de eso son José Mourinho y Rafa Benítez, entrenadores de éxito sin un pasado cerca de la élite.

Cuando el fútbol español era de los ingleses

Si ahora estamos en esta disyuntiva, a principios de siglo, en los primeros días del fútbol en España la figura del entrenador ni existía como tal. Época de extranjeros gobernando los equipos, los directores de todo eran los presidentes y la junta directivas. Ellos se encargaban de fichar y de alinear, los entrenamientos, aun con supervisión de los directivos, eran cosa de los jugadores que trataban de hacer algo con sentido para llegar a los partidos con algo preparado.

Finalizada la primera década del siglo XX la figura del entrenador comenzaba a llegar al fútbol español con nombres ingleses: Arthur Johnson en el Real Madrid, John Barrow en el Barcelona o Mr. Shepperd en el Athletic de Bilbao son varios ejemplos de lo anglosajón de la época en lo que todavía no era ni la liga española, la pangea de equipos no estaba constituida y los clubes jugaban con sus cercanos.

De Inglaterra a Argentina sin pasar por la Maldivas

Mr.Shepperd fue uno de los hombres que comenzaron a crear la historia del Athletic Club. El conjunto de Vizcaya se ha caracterizado por jugar únicamente con jugadores del País Vasco, o al menos formados, y sin embargo, en los banquillos eso no se cumple. Ocho técnicos británicos desde la creación del equipo, de Shepperd a Howard Kendall. Posiblemente el club más británico de España, solo hace falta recordar los primeros días de Javier Clemente a cargo del Athletic que se encargaba de reproducir los estudios que había realizado sobre los métodos de entrenamiento  y el estilo de juego del Ipswich Town. Ahora, no obstante, las raíces inglesas parecen cortadas de raíz ya que en el banco de San Mamés un argentino se encarga de impregnar toda su cultura futbolística.

De Bielsa no hace falta decir mucha cosa, Federico Lareo cada semana nos deja una capsula de la vida del Loco. Que sabiendo que  no tenía futuro como jugador se planteó ser el mejor entrenador, y para ello empezó estudiando Educación Física.

Profesor y después entrenador

Con la educación estuvo muy relacionado el entrenador con el que empieza el artículo, Gregorio Manzano. El entrenador de Jaén decidió hacer el camino largo. En el IES El Valle todavía recuerdan sus clases. Profesor y psicólogo cumplió un sueño, comenzó compaginando clases con entrenos y ya lleva más de 10 años en primera división.

El día de los inocentes

A otros, el camino hasta el banquillo ha sido más rápido. Un 28 de diciembre, día de los inocentes, el director deportivo del Lorca, Pedro Reverte, comunicada a uno de sus jugadores que desde ese momento se iba a hacer cargo de dirigir el primer equipo. El equipo se encontraba en media tabla y el cuerpo técnico se formó con un segundo entrenador que también era jugador de la plantilla, el preparador físico que tenía el club y el tercer portero ejerciendo de portero. Ese jugador era Unai Emery, que cogía los mandos del equipo a media liga, la primera vuelta la disputó de jugador, la segunda de entrenador. El equipo ascendió a Segunda A.

El técnico vasco se había sacado el título de entrenador nacional mientras todavía estaba en activo y una lesión que le apartaba de los terrenos de juego lo llevó al éxito en los banquillos.

Un pichichi verdiblanco hecho a sí mismo

A otros el éxito les llegó antes. Pepe Mel, actual entrenador del Betis, es uno de esos casos del ídolo que acaba entrenando al equipo. Mel, un delantero con mucha facilidad goleadora, consiguió hace 22 años el pichichi en segunda división y ahora intenta traspasar su filosofía de ataque al equipo. Sin embargo, pese a los goles su camino hasta los banquillos de Primera División no ha sido fácil. Antes de retirarse jugó media temporada en Francia, en el Angers, para conocer otra manera de ver el fútbol y a su vuelta disputó sus últimos partidos con el Ecija antes de colgar las botas y recorrer todas las categorías del fútbol español hasta conseguir un sitio en la élite.

El viaje de Guardiola

El entrenador culé tampoco tuvo prisa para sentarse en banquillo. Pep Guardiola, una vez retirado del fútbol, decidió trazar un plan. Comenzó escribiendo columnas en El País y acabó viajando en una búsqueda hacia la fórmula del éxito. Con el escritor David Trueba como compañero de viaje, el de Santpedor se reunió con Marcelo Bielsa, Juan Manuel Lillo, Ricardo Lavolpe, César Luis Menotti y algunos otros entrenadores de clase mundial para hablar de fútbol. Conversaciones de horas debatiendo todo tipo de problemas que puede tener un entrenador en el campo. De ese viaje aprendió lecciones que aplicó a posteriori en el mejor Barça de la historia, desde la regla de Bielsa de no conceder entrevistas hasta alguna variante como la salida Lavolpiana.

David Trueba, el compañero de viaje de Pep Guardiola

Vidas Cruzadas

Si hay dos entrenadores con los que se reconozca en los últimos años el banquillo de Racing de Santander y Sporting de Gijón son, sin duda, Marcelino García Toral y Manolo Preciado. El primero fue capaz de llevar al Racing a Europa y el segundo recuperó al Sporting para la élite y ya es el tercer entrenador con más partidos en el banquillo rojiblanco.

No obstante, cuando eran futbolistas la cosa era bien distinta. Manolo Preciado lideró durante años la zaga del Racing y Marcelino García era otra cosa, exquisito técnicamente era un centrocampista ofensivo con grandes carencias defensivas. Mientras Preciado ha conseguido que sus equipos sean una clara muestra de lo que él era como futbolista, equipos serios y más defensivos que ofensivos; Marcelino ha sabido prepararse y adaptar sus carencias a su filosofía como entrenador logrando así unos equipos que gozan de un buen equilibrio defensa-ataque. En palabras de nuestro analista Marino Solares: “La inteligencia adaptada al fútbol moderno”.

Marcelino, el primero de abajo a la izquierda, en el Sporting 87-88

Estas son algunas de las pequeñas historias que rondarán esta temporada los banquillos de la liga española. Hay algunas otras muy interesantes como los inicios de Garrido en el Levante, el traductor de Robson, la influencia francesa en la Real Sociedad, la cantera del Dream Team, etc. historias que ya iremos desarrollando más adelante.

P.D: A ver quién reconoce a Marino Solares en la última imagen. Se podría considerar el primer “ruso” del Sporting…