Saltar al contenido
Proyecto Amigo| Iñaki García

Reflexión sobre la desinformación en los medios: ¿Nos engañan o nos engañamos?

Audiencia
También te puede interesar: LA LISTA MÁS GRANDE DE TIPOS DE TURISMO

Las grandes cabeceras de los medios de comunicación de España ya sean generalistas o deportivas han perdido lo más importante que necesita un medio de comunicación: la credibilidad. Las causas son muchas: falta de rigor, amarillismo, sexismo, decisiones empresariales por encima de las periodísticas y un largo etcétera. Sin embargo, esa pérdida de credibilidad que se podría demostrar con una simple encuesta a pie de calle puede que haya quedado en un segundo plano en nuestros días.

La audiencia de dichos grupos de comunicación no ha descendido, si bien es cierto que la compra de periódicos ha menguado pero eso tiene más que ver con el modelo de negocio obsoleto y la cultura de lo gratuito en la que estamos inmersos. La realidad nos muestra que los grandes medios clásicos siguen copando el mercado de medios de comunicación en internet, pese a la gran cantidad y calidad de opciones nos seguimos quedando con lo conocido y estos medios se están adaptando a lo que consumimos, una noticia que no tiene porque ser nada buena. ¿Nos engañan o nos engañamos?

Pese a estar concienciado de la tarea educativa del periodismo y que toda información educa hoy toca hablar del lector y me consta que los grandes medios de comunicación están más interesados en hacer dinero y poder pagar este nuevo chiringuito montado en internet que todavía nadie sabe rentabilizar del todo bien. Por ese motivo, utilizan todo lo que saben que funciona, lo que se lee, lo que sirve para clicar.

LO QUE CLICAMOS

Esta reflexión de hoy no trata sobre lo que nos ofrecen, sino sobre lo que elegimos de todo aquello de lo que nos ofrecen. Y esas elecciones nos dan un poco una muestra del perfil actual lector de los medios de comunicación.

Vayamos con los ejemplos:

EL PAÍS

El País
Noticias más vista en la página web de El País

Vemos en la imagen superior las nueve noticias más vistas el día 27 de marzo de 2017 en la página web (el mismo día lo tomaré para el resto de ejemplos) y nos encontramos con un poco de todo:

  1. La cama de 30 euros que triunfa ‘online” (noticia de utilidad, busca público de la cultura de la gratuidad)
  2. “Nueve señales sutiles de que una pareja se hunde…” (autoayuda)
  3. “La burbuja inmobiliaria acecha a España” (crear sensación de miedo)
  4. “Australia evacua a miles de personas por la llegada de un ciclón ‘nunca visto'” (información, con un click bait final con el “nunca visto”)
  5. “La envidia y el síndrome de Solomon” (autoayuda)
  6. “Detenido un taxista por atacar sexualmente a cinco pasajeras” (información y ¿seximo?)
  7. “Polonia reescribe su historia de la II Guerra Mundial” (información y ¿morbo?)
  8. “WhatsApp te da dos minutos para arrepentirte de un mensaje enviado” (nuevas tecnologías, utilidad y ¿autoayuda?)
  9. “Desnudos femeninos en la Alemania comunista” (morbo y sexismo)

Como podemos observar nuestras elecciones están bastante alejadas de lo que viene siendo la más rabiosa actualidad. Es sintomático que no haya ninguna noticia sobre la política española o internacional, y curiosa la no aparición tampoco de ninguna de deportes o cultura. A cambio nos encontramos mucha información banal, con sensacionalismo y con mucho de autoayuda. Leemos lo que nos puede servir o nos puede entretener podemos sacar de este primer asalto con las noticias más vistas.

Veamos la prensa deportiva, que es de la que más mueve en lo online:

DIARIO AS

Diario AS
Noticias más vistas de la página web del Diario AS

Cabe añadir antes de ir a los titulares que el periodismo deportivo da más de sí en el tema del entretenimiento del que a priori puede tener la prensa generalista. Con solo cinco noticias que nos ofrece el diario AS como las más vistas podemos hacernos un poco un cuadro paisajista de los intereses del lector:

  • “Las cifras del patrimonio de Messi: sueldo, publicidad…” (sensacionalismo)
  • “‘Quizás Alonso no complete la temporada en McLaren…'” (declaraciones incendiarias, con o sin base habrá que mirarlo dentro)
  • “Suspensión, frenos…: por qué no funciona el coche de Alonso” (información)
  • “Bienvenidos al paraíso: el golazo que ni Ricardinho soñaría marcar” (entretenimiento, vídeo y click bait)
  • “Keylor y Alba empañan el parón perfecto para Madrid y Barça” (información)

El periodismo deportivo se rige como vemos con otras normas diferentes. La rumorología, el entretenimiento y sensacionalismo además del seguimiento de figuras de gran magnitud mediática como pueden ser Fernando Alonso, Ricardinho o Keylor Navas dominan la escena. El diario AS al igual que El País han sido elegidos al azar, si mirásemos las noticias más vistas de El Mundo o el diario Sport las diferencias no serían demasiado evidentes.

ALGUNAS CONCLUSIONES

Una gran parte de la audiencia prioriza el contenido banal al relevante como podemos observar en las noticias más vistas tanto en el diario El País como en el diario AS. ¿Los motivos? La contestación a esa pregunta es más compleja de lo que puede parecer y profundizaremos en los próximos artículos, pero el soporte en el que leemos estos medios (más del 75% de las visitas desde móviles), el momento en qué vemos esos contenidos, la oferta de contenidos que nos ofrecen y la jerarquización de los medios a este tipo de noticia ligera unidas a una educación visual muy marcada pueden ser algunas de las causas tocando solamente la superficie del problema.

Los medios han encontrado en nuestros gustos, los reconocidos y los que no, un lugar donde hacer dinero y la información relevante pese a seguir ocupando el lugar de mayor visibilidad en las portadas ofrece un tratamiento menos atractivo para el lector furtivo, ese que lee cuando puede. La profundización de las temáticas decían los primeros visionarios de los medios online iba a quedar relegada al papel, sin embargo, ese soporte no está cumpliendo tampoco con esa misión y la profundización la podemos encontrar en webs y revistas especializadas y en los libros de no ficción, dejando las cabeceras de los medios online como un cajón de sastre donde congenian información de actualidad, noticias de entretenimiento y publicidad.

Por último, reflejar que la oferta es infinita en la web y los medios de comunicación han conseguido atraer en masa a sus lectores del papel al digital. Una transición que ha costado dinero y recursos (a parte de puestos de trabajo), pero que parece haberse completado aunque todavía no se haya conseguido que el dinero fluya igual que la era predigital. No obstante, los medios han sabido adaptarse a lo que la gente pedía, a la prisa y a lo gratuito, en cierto modo, el nivel se ha igualado hacia abajo y parece difícil convencer ahora de lo contrario a la audiencia de masas, pero quizás no sea un fenómeno nuevo y antes, cuando el papel era el rey, ya elegíamos lo banal a lo relevante, lo que no eramos conscientes.