Ánimo, Iñaki, con tu nuevo proyecto. me gusta su diseño y algunos de sus contenidos (ya sabes que nunca fui un amante del deporte), que leo incluso con fruición. Has hecho algo importante al transformar en virtudes aquello que algunos pensamos que es resultado de tu timidez. Ampliando círculos virtuosos, pues. Otra cosa es sin embargo la retórica política, sobre la cual podríamos conversar largo y tendido. Pero, como ya digo, eso es otra cosa. Un abrazo!

Responder