Saltar al contenido
Proyecto Amigo| Iñaki García

El Real Madrid descubre todos los defectos del Barça

Llull
También te puede interesar: LA LISTA MÁS GRANDE DE TIPOS DE TURISMO

Avisaba Pablo Laso en la previa del partido que debían conseguir mantener el mismo nivel de intensidad, de ritmo de juego y conseguir que Mario Hezonja no les sorprendiera de nuevo. Uno a uno los objetivos del Real Madrid los consiguió desde el primer minuto y el conjunto blanco puso el 2-0 en la serie tras derrotar con una contundencia abrumadora (100-80) a un Barça apenas tuvo noticias positivas excepto el gran partido de Justin Doellman.

UN BARÇA SIN DEFENSA EXTERIOR

Sin Navarro, baja por lesión, Xavi Pascual quiso jugársela con Álex Abrines en lugar de Brad Oleson en el quinteto inicial. Ese cambio fue inocuo ya que el ex de Unicaja no apareció y el Barça con el mismo plan del otro día cayó desde el primer cuarto por pasividad. Sergi Llull con 5 de 5 en triples en ese primer cuarto, solo uno punteado bien; Rudy Fernández con anotación de todas las maneras posibles y Rivers dejando inédito a Thomas y siendo una amenaza exterior plausible demostraron que defensivamente los exteriores del Barça estaban muy lejos del nivel de la ofensiva exterior madridista. Entre pantallas el conjunto blanco siempre conseguía sacar un hombre libre al triple para levantar a su afición de los asientos.

UN BARÇA SIN DEFENSA INTERIOR

El 31-10 del primer cuarto no solo fue obra de un ataque exterior potentísimo. La lectura de juego de los hombres grandes del equipo de Pablo Laso fue una gran ayuda. Felipe Reyes y Gustavo Ayón castigaron una y otra vez el aro azulgrana con facilidad. La jugada era simple: Como la amenaza desde fuera estaba siendo muy efectiva, los jugadores exteriores del Barça debían estar más pegados de la cuenta con sus pares y en la pintura se quedaban Felipe-Ayón solamente contra sus pares, los interiores azulgranas queriendo mostrar actitud defensiva iban al 2×1 cada vez que llegaba la pelota a uno de los dos, sin embargo, eso fue contraproducente ya que el que no recibía se quedaba siempre solo ya que no llegaba la segunda ayuda y Felipe o Ayón solo tenían que doblar el balón para el pívot que no había recibido inicialmente.

SIN NOTICIAS DE TOMIC

Si hay un jugador que hace daño al Real Madrid con regularidad es el expívot blanco Ante Tomic, no obstante, Pablo Laso parece haber encontrado la fórmula para detenerlo. El croata, que en el primer partido no fue protagonista, lo intentó en este segundo pero el conjunto madridista tenía un plan para pararlo: Con él se emparejaba Ayón y Felipe estaba siempre cerca sabiendo que el otro interior azulgrana iba a estar en el perímetro, aceptar los puntos del compañero de Tomic era algo que podía aceptar Laso para detener al croata. Con dos jugadores cerca y un tercero que llegaba a la ayuda cuando conseguía recibir el pívot, cada vez que Tomic se hacía con el balón de espaldas al aro tenía tres hombres encima, dos a su espalda y la mano del exterior de cara. La jugada fue ganadora: Tomic solamente conseguía sacar faltas y no pudo girarse en todo el partido, si quería lanzar a canasta tenía que hacerlo girándose y desequilibrado. 11 puntos, 7 de ellos desde la línea de personal, fue lo único que pudo hacer el azulgrana.

SIN NOTICIAS DE HEZONJA

El otro jugador que suele provocar dolores de cabeza es el otro croata de la plantilla azulgrana: Mario Hezonja. El escolta había sido imparable en el primer duelo y en este segundo el Real Madrid no le planteó nada especial, simplemente le ensució las jugadas para que llegaran a él con poco tiempo de posesión, con una mala posición inicial o con una mano encima para no poder armar el tiro. El Real Madrid defendió muy bien en todos los sentidos: Intenso del primero al último minuto (los bloqueos los pasó por delante en casi todos los casos), cerró bien el rebote, tuvo ayudas continuas y cuando pareció que el Barça había encontrado una vía de agua al inicio del tercer cuarto cuando mediante penetraciones había conseguido doblar varios balones fáciles para Pleiss y acercar algo en el marcador a los suyos, Laso dejó al Barça sin penetraciones. Hezonja no pudo aparecer y el Barça solo pudo generar puntuación a partir de Justin Doellman.

POCOS BROTES VERDES

El MVP de la Liga Endesa la temporada pasada, Justin Doellman, tomó el testigo de Mario Hezonja en el primer partido y fue el auténtico bastión ofensivo azulgrana. En el fatídico primer cuarto que dejó el partido visto para sentencia anotó 4 de los 10 puntos de su encuentro, después evitó que el Real Madrid hiciera más sangre y acabó el partido con 24 puntos. El americano fue indescifrable para los de Pablo Laso gracias a su rapidez, rango de tiro y de acción y la inteligencia para leer los espacios que le permitió la defensa que el conjunto blanco hizo contra Ante Tomic.

Además de Doellman, se pudo comprobar que Marcelinho Huertas está dentro de la final. Una gran noticia para el Barça aunque no le esté acompañando el equipo. El brasileño está aportando una mayor libertad creativa a la ofensiva azulgrana, algo que le está costando demasiado a Satoransky, quien parece demasiado encorsetado a las jugadas de Xavi Pascual.

En este partido, el conjunto azulgrana volvió a dejar al Real Madrid sin contraataques en lo que está siendo la gran victoria del entrenador, una victoria por otra parte que no está siendo determinante. Las numerosas pérdidas y el poco control del rebote está dando un número mayor de posesiones al equipo blanco, lo que deja el contraataque en un segundo plano. La otra victoria de Xavi Pascual en estos dos finales está siendo la defensa sobre el tiro exterior de Carroll, los diferentes hombres que están defendiendo al americano no le están permitiendo el tiro, aunque el escolta está leyendo muy bien las defensas y está generando sus puntos a partir del bote, un mal menor ya que no permite que el jugador gane confianza con su muñeca. Eso tampoco parece que sea una victoria mayor, debido a la cantidad de jugadores capaces de generar puntos que tiene el Real Madrid en plantilla. Deberá sacar mucho más Xavi Pascual de su equipo si no quieren acabar con un 3-0, el 100-80 de este partido es una muestra de la diferencia real que hay en este momento entre ambos equipos.