Saltar al contenido
Proyecto Amigo| Iñaki García

Juan Sabas: “Fue inteligente por mi parte aceptar el rol de suplente”

Juan Sabas
También te puede interesar: LA LISTA MÁS GRANDE DE TIPOS DE TURISMO

Entrevista publicada en DonBalon.com (28 agosto de 2015)

Entrevista en Exclusiva para Don Balón con el exdelantero del Real Betis.

Rápido, ratonil, revulsivo y goleador. Nuestro protagonista de hoy, uno de los mejores especialistas que ha pasado por la liga española saliendo desde el banquillo para cambiarle la cara a un partido, colgó las botas hace trece temporadas para darle un vuelco a su carrera y dedicarse a entrenar. Tras una larga carrera como futbolista (Rayo Vallecano, Atlético de Madrid, Real Betis, Mérida, Albacete, Linense, Hércules, Ciudad de Murcia y el Pegaso Tres Cantos), ahora al otro lado de la raya de juego sigue viendo el fútbol con la misma clarividencia de cuando le tocaba hacer sufrir a las defensas contrarias con su velocidad endiablada. Con el Real Madrid-Betis como excusa, esta semana tenemos el placer de degustar en Don Balón de una charla con Juan Sabas.

¿Tenías claro que querías ser entrenador cuando eras futbolista?

Con el tiempo sí. Nueve temporadas en Primera División, ocho de ellas en el banquillo, creo que es una buena señal para ser entrenador…

Sin la pelota en los pies te recordamos como segundo de Abel Resino en el Atlético de Madrid y en Granada, ¿Qué has hecho desde entonces?

Después de la experiencia en Granada pasé un año entero viendo la forma de trabajar de Betis y Sevilla en sus respectivas fábricas. Después entrené al primer equipo del Sanse durante dos temporadas (2013-2014 y 2014-2015).

En una entrevista para el portal beticismo.com comentabas que no habías aprendido nada de Abel Resino, que solo te habías amoldado a su forma de trabajar. En esas declaraciones decías: “He aprendido observando cómo trabajaba cada entrenador que he tenido, y han sido muchísimos. No soy alumno de nadie”. ¿Cómo sigues aprendiendo ahora que eres el que está al mando?

Compartí cuatro temporadas con Abel y cinco equipos como ayudante. Es una persona que respeto, pero que a día de hoy no tenemos relación y simplemente le deseo lo mejor tanto a nivel profesional como personal. Lo que quise decir con esa afirmación es que mis estudios son los mismos que cualquier otro entrenador: Muchos años de experiencia en vestuarios y tres años de estudios para sacar los tres niveles que existen. Soy alumno de todos y de nadie…y soy consciente de que mi futuro lo tengo que escribir yo con mi esfuerzo y mis ganas de superación diaria.

Pocos entrenadores han triunfado tras pasar muchos años en un segundo plano como segundos de entrenadores, ¿Por qué cuesta tanto?

No estoy de acuerdo con esa apreciación. Tito Vilanova, que en paz descanse; José Mourinho, Vilas Boas, Fran Escribà, etc. Son ejemplos de que se puede. Solo se necesita confianza y saber aprovechar la oportunidad que surja.

¿Cómo te definirías cómo entrenador?

Disciplinado, profesional, honrado, trabajador y con las ideas muy claras para lograr los objetivos marcados. Mi puesta en escena como técnico es netamente ofensiva, siempre desde el rigor táctico de jugar lo más alejado posible de nuestra portería y de intentar tener el máximo de tiempo posible la posesión del balón para buscar la mejor opción de ataque y no sufrir en defensa. Creo que los mejores equipos suelen ser los que encajan pocos goles. Eso sí, hay que tener pegada en ataque, sino difícil lograr títulos.

Te leí en una entrevista que estabas preparándote un libro sobre tu paso como segundo entrenador, con ejercicios y experiencias, para no repetir errores, ¿Cuál ha sido el mayor error que tienes apuntado en ese libro?

Escribí varios libros no editados de mis experiencias estos años. No creo que haya cometido grandes errores, si pequeños de los que aprendí y saqué las conclusiones necesarias.

¿Cuál es tu receta para el vestuario?

Lo principal es ganarte el respeto de los futbolistas, pero soy de los que piensa en la autogestión por parte de los jugadores de dicho vestuario.

¿Cómo era Juan Sabas en el vestuario como jugador?

Era un tipo alegre, que intentaba hacer piña y empujar hacia el mismo sentido que todo el grupo y sobre todo poner al servicio de mis compañeros todo el corazón posible para ayudar a sacar partidos adelante.

Te cito: “cuanto más bajas de categoría mejor es el vestuario”. ¿Es el ego el gran problema del fútbol profesional?

Los chicos que te encuentras en categorías no profesionales compaginan su trabajo con su pasión por jugar al fútbol. La gente alejada de grandes lujos es más llevadera, pero esto no quiere decir que los profesionales sean mala gente. Si puede que haya más egocentrismo, pero también son más profesionales y el trabajo diario puede que sea más sencillo.

Hablemos del Juan Sabas jugador. Nueve años en Primera división, más de 190 partidos en ella y solo un año lograste ser titular, curiosamente el de tu debut. Para el aficionado español Juan Sabas más que un jugador se ha convertido en un rol relacionado al futbolista que partiendo desde el banquillo es capaz de revolucionar los partidos con su velocidad y sus goles, un Chicharito de nuestro días. ¿Te sentías cómodo en ese rol?

Luché contra ese rol pero fue inútil a la vez que inteligente por mi parte aceptarlo.

¿En algún momento te llegaste a rebelar contra algún entrenador para intentar cambiar tu situación?

Me rebelé contra todos…y dio igual. Así que lo mejor era aceptar o desaparecer: Decidí lo primero.

No debe ser un rol sencillo, imagino que en alguna ocasión habrás sentido el runrún de la  afición cuando has jugado de titular y no has conseguido marcar. ¿Cómo te preparabas para ello?

Psicológicamente es complicado. Me ayudó mucho el sentirme muy querido y respetado por las diferentes aficiones de los equipos en los que milité. Me quedo con eso: El cariño.

¿Crees que los entrenadores te daban menos confianza de la que merecías?

Tenía confianza plena de ellos para contar conmigo para resolver situaciones y resultados entrando desde el banquillo.

Además de ser recordado por ese rol tan marcado, también lo eres por anotar en partidos importantes. Le has marcado goles al Sevilla, al Valencia un hat trick, al Real Madrid, quizás te haya quedado la espina del Barça, ni goles ni victorias en 10 partidos. ¿Eran los partidos ante los azulgranas los más difíciles de jugar o has tenido algún otro rival que digas “Contra estos tipos no hay manera”?

El Barça siempre fue un Ogro para mí. En el Rayo nos metieron 7, los dos primeros años en el Atletico el Dream Team no dejaba ganar a nadie la Liga y en el Betis nos golearon en el Benito Villamarín era imposible…

El Betis esta jornada juega en el Santiago Bernabeu. Ahí debes tener buenos recuerdos. Ganaste dos Copas del Rey con el Atlético y marcaste en tres ocasiones: Con el Rayo, con el Atlético y con el Mérida. Curiosamente con todos excepto el Betis. ¿Recuerdas aquellos goles?

Los goles contra el real Madrid siempre se recuerdan con orgullo. Espero que este fin de semana el Betis sepa aprovechar los comienzos de Liga dubitativos por parte de los equipos grandes.

En esos partidos contra el Real Madrid donde el nivel de exposición es brutal ya que eres visto en todo el mundo, ¿notabas esa presión como jugador?

Nunca he sentido presión por jugar al fútbol. Para mí era una diversión. Me siento presionado ahora por la incertidumbre que genera no tener un banquillo en estos momentos, pero sé que lo mejor en esta nueva etapa de mi vida está por llegar porque siento pasión por lo que hago.

Te has enfrentado al Madrid de “La Quinta”, al de Zamorano, al de Suker-Mijatovic-Raúl…  ¿Cuál fue el mejor Real Madrid al que te enfrentaste?

Todos los Real Madrid a los que me he enfrentado tenían los mejores jugadores del mundo, pero yo me quedo con “La Quinta del Buitre”. Simplemente porque es muy difícil que salga una generación así de la cantera del real Madrid, que es un equipo que siempre contrata a los mejores futbolistas del momento.

Desde que saliste del Betis, cómo ha sido tu relación con el club. ¿Has tenido alguna oportunidad de volver?

Mi relación con el Betis es buena. Muchos de mis excompañeros trabajan allí en diferentes puestos. En estos años me hubiera gustado una llamada de un club al que adoro, pero no ha sido así y no descarto en el futuro trabajar allí. La ilusión sigue intacta.

¿Qué rasgos destacarías del actual Betis?

Los Betis de Pepe Mel suelen ser equipos atrevidos, con buen trato del balón y dando a su juego mucha intensidad. Creo que se ha confeccionado una buena plantilla con buena solidez en todas sus líneas y que es perfecta para no pasar apuros.

¿Cómo crees que le jugarán al Real Madrid?

Imagino que con repliegues intensos que no dejen espacios a la espalda de la defensa, muchísimas ayudas defensivas e intentando buenas contras a los espacios que puedan dejar ellos.

Qué nos puedes decir de un jugador por el que parece que el Real Madrid está interesado como es Dani Ceballos…

Es una gran aparición, de las muchas que a lo largo de la historia ha dejado la cantera bética. Espero que arregle cuanto antes su situación porque podría ser un pilar fundamental en el equipo y si decide marcharse pues habrá que respetar la decisión del chico y desearle la mejor de las suertes.

¿Te atreves a dar un pronóstico para el partido?

Cualquier resultado a favor del Betis me haría inmensamente feliz. Me quedo con un 0-2.

 

Síguelo en @sabitas_19