Saltar al contenido
Proyecto Amigo| Iñaki García

La nueva generación de televisores que está llegando a nuestros hogares

Samsung
También te puede interesar: LA LISTA MÁS GRANDE DE TIPOS DE TURISMO

Hace poco, cuando los encuentros no eran una rareza, un amigo me invitó a su nuevo piso para ver un partido de la Champions y me sorprendió mucho con la decoración de su comedor. Era como estar en el futuro. Luces led que se activaban con el sonido, unas persianas que funcionaban por Wifi, una especie de robot de limpieza haciendo su trabajo de manera muy sigilosa, un Alexa (que diría que utilizaba para fardar) y un tele espectacular, una Samsung 40nu7125, ideal para ver el fútbol.

Desde ese momento, se generó una discusión realmente interesante sobre la evolución de las pantallas en un tiempo relativamente corto. La realidad es que la nueva generación de televisores ha avanzado incluso más que la cura de algunas enfermedades. Al parecer, el entretenimiento está sobre todas las cosas. Pero eso ya da para otro artículo. Mi amigo era un experto en el tema y me ilustró bastante sobre cómo ha ido cambiando todo. Al final le acabé tomando nota incluso para comentarlo por aquí, ya que el tema era muy interesante.

Hablemos de televisores

Todo comenzó como por arte de magia en los años 30 (1927), cuando Philo Taylor Farnsworth, un precoz y genial inventor estadounidense de 21 años le dio vida a la primera televisión, claro que esta era en blanco y negro.

La primera televisión poco tiene que ver con lo de ahora

En los años 40 llegó el salto de la tecnología hacia el color. Sin embargo, no fue hasta los años 60 que empezó a hacerse presente con regularidad en los hogares. El cambio era un aspecto que en el pasado generaba mayor desconfianza que en la actualidad.

La particularidad de estos modelos es que no existía control del espectador sobre qué ver. Esto se resolvió con el crecimiento de la industria televisiva y canales que fueron naciendo. Ahora nos pasa algo similar, pero por tener demasiadas opciones…

En los años posteriores se perfeccionaron las dimensiones del equipo, hasta que en el 2009 llegó el televisor led. El tamaño y el peso se redujeron notablemente, para convertirse en modelos pantalla plana muy atractivos a la vista. Luego, de manera sucesiva se presentaron los Smart TV en el 2010 y televisores 4K en 2011, dando facilidades de conexión a Internet y llevando la calidad del cine a los hogares.

Finalmente, la obsesión del perfeccionamiento se centró en el color, llegando los avances más destacados en el 2015 con los puntos cuánticos y HDR, junto con un volumen de color máximo en 2017. ¡El color es vida!

El televisor supera a la realidad

En términos de nitidez y optimización del color, los televisores en 93 años exactamente han conseguido que la imagen que emiten vaya camino a superar la realidad del contacto directo. Muchas veces notamos detalles en alta definición que no se podrían percibir a simple vista por el ojo humano.

Lo cierto es que, la evolución de los televisores en nuestros hogares, sigue su paso y los límites no parecen estar cerca. Así es como una tarde de fútbol con un amigo puede convertirse en un paseo estructurado por las pantallas para no perder de vista el desarrollo tecnológico. ¿Qué sería de nuestras vidas sin el televisor?

Por cierto, perdió mi equipo, pero con esto de hablar de las televisiones pude esconder mi vergüenza bastante bien toda la velada.