Saltar al contenido
Proyecto Amigo| Iñaki García

Seguros de Alquiler

También te puede interesar: LA LISTA MÁS GRANDE DE TIPOS DE TURISMO

Una de las cosas más delicadas para la mayoría de las personas, es encontrar una vivienda rentada y los seguros de alquiler son sus aliados tanto para el rentista como para los inquilinos, resguardando sus bienes e intereses en caso de inconvenientes.

Ya sea para generar ingresos extras, muchas personas con una vivienda desocupada, se aventura a alquilar el lugar a desconocidos, quizás arriesgándose a una mala experiencia donde pueden ocurrir impagos o daños en la estructura del sitio y para evitar todo ello, se encuentran como respaldo este tipo de seguros.

¿Para qué sirve un seguro del alquiler?

Muchas son las causas que llevan a una persona a mudarse y alquilar una vivienda es la opción más viable, adicionado a ello la constante inestabilidad del mercado laboral genera que sean más quienes necesiten un ingreso extra optando por arriendar un espacio que este deshabitado.

Esto ha ocasionado que en la actualidad en países como España, la cantidad de personas que viven alquilados supera el 20% y en comparación a hace 10 años este porcentaje no era mayo al 7%, lo que ha influido en el aumento de rentas sobre todo en grandes ciudades como, Madrid y Barcelona.

Seguro del continente y seguro del contenido

Todo lo que haya en una casa alquilada es de valor y tanto el dueño como el inquilino pueden optar por un seguro de alquiler y las  compañías aseguradoras ofrecen distintas modalidades:

Seguro del continente: Esta póliza está enfocada a todos aquellos elementos constructivos y estructurales del domicilio, como las paredes, ventanas, arreglo de electricidad, tuberías, entre otros, cubriendo dichos gastos y las reparaciones que se puedan generar por siniestros.

Seguro para el contenido: Creado para los objetos que equipan la propiedad como muebles, electrodomésticos, entre otros; donde la empresa aseguradora cubre con un capital establecido los daños o pérdidas ocasionadas por siniestros, debido a esto es bueno hacer un cálculo cuidadoso del valor real del contenido en la residencia.

Si el valor dado está por debajo del real, al ocurrir un accidente se estaría en una situación de infraseguro, lo que indica que el valor asegurado por la póliza es menor, teniendo como resultado que la empresa aseguradora aplique la regla de equidad y la indemnización no alcance para cubrir la perdida.

Por otro lado, al sobrevalorar el contenido de la vivienda, se generaría un estado de sobre-seguro, ocasionando que se cancelen primas más caras en vano, debido a que la aseguradora estrictamente indemniza por el valor del bien, siendo conveniente realizar un cálculo adecuado.

Seguro para los impagos del alquiler

Seguros de impago de alquiler: Esta modalidad es muy solicitada, se trata de aquellas que garantizan el cobro del alquiler, anexando también otras coberturas importantes como; protección ante impagos, la cual es una garantía que abarca impuntualidad del inquilino, abonando la cantidad que se debe por un tiempo establecido (12 meses).

También se encuentran las defensas jurídicas, donde los propietarios pueden reclamar al inquilino por daños en sitio o la impuntualidad al pagar; La pérdida de alquiler, aquí el seguro incluye la cobertura de alquiler en caso de se produzcan daños en la vivienda imposibilitando la puesta en servicio durante un tiempo estipulado.

La responsabilidad civil también se contempla

Por último, se encuentra la cobertura de daños y vandalismos, incluida en algunas pólizas para el respaldo frente a actos vandálicos que se puedan generar y que ocasionen deterioro del mobiliario.

Seguro de Responsabilidad civil en la vivienda de alquiler: Este tipo de pólizas, es dirigida a cubrir daños de terceras personas por accidentes que se produzcan en la residencia que se encuentra alquilada, por ejemplo, una fuga que produzca filtración en la vivienda del vecino.

En estos casos la empresa aseguradora otorga una indemnización por el gasto generado en reparaciones por dichos daños, dicha póliza es de gran relevancia, dado que en tal caso el propietario, tendrá que asumir los gastos por no poseer un seguro.

Es recomendable contar con algunos de estos seguros o disponer de una póliza multirriesgo que cubra al menos el contenido de la vivienda, así se estará resguardando su tranquilidad y la de su inquilino.