Saltar al contenido
Proyecto Amigo| Iñaki García
También te puede interesar: LA LISTA MÁS GRANDE DE TIPOS DE TURISMO

Al momento de realizar un contrato de cualquier naturaleza, es conveniente tener un respaldo y es allí donde los seguros de caución cumplen su funcionamiento, resguardándolo a usted, sus bienes o intereses, cuando la otra parte implicada incumpla por algún motivo lo acordado.

Es muy común de que los empresarios hagan uso de este tipo de pólizas, debido a que se está asegurando de que no exista ningún tipo de pérdidas, al experimentar algún daño de cualquier tipo y que el contratante quebrante lo estipulado por ambas partes en dicho documento legal.

¿Necesita un Seguro de caución?

Generalmente se conoce que un seguro de caución se construye cuando uno de los asociados del acuerdo legal, exige una garantía de que se cumplirá con lo propuesto, si la contraparte no asume la obligación, por lo tanto, se encarga la aseguradora.

Los que hacen uso de este servicio pueden ser personas de derecho privado o público así como también importadoras, exportadoras, contratistas, al igual que entidades públicas como los estados municipales, empresas estatales o hasta el Estado Nacional.

Ventajas del seguro de caución

Este tipo de pólizas ofrecen ventajas importantes como:

No afecta el crédito del tomador debido a que no es necesario que dicha persona posea reservas de su capital inmovilizado, además de que este servicio es bastante económico y accesible en comparación con otros seguros y sus tiempos de emisión son más cortos.

Otra ventaja es que no poseen fecha de caducidad, sino que culminan al comprobar que se ha cumplido con lo establecido en el contrato o cuando el asegurado es indemnizado por incumplimiento de la otra parte y al ocurrir por causas que son comprobables, se produce un siniestro y procede la aseguradora a cubrir los daños.

Sin embargo se debe resaltar que la aseguradora estrictamente solo realiza el pago inmediato al asegurado y el tomador no se encuentra cubierto, lo que indica que este debe realizar un reembolso a la compañía del valor que se ha debido pagar.

¿Cuándo se emplea este seguro?

Estos seguros pueden ser empleados en distintas situaciones, debido a que existen diferentes pólizas que cubren obligaciones, como por ejemplo; construcciones de obra o reparaciones, el cumplimiento de entrega de determinado material o servicio, así como pagos de alquileres y concesiones.

Las pólizas de seguros de caución se pueden dividir como; para Garantías Contractuales, que se encuentran enfocados en los contratos de obras, seguros y suministros, logrando atender los requerimientos de contratos tanto privados como públicos, cubriendo; los mantenimientos de ofertas que son las garantías de obligaciones básicas.

Así como también, abarca los cumplimientos de contratos certificando que el tomador cumpla con el tiempo y forma; sustitución de fondos de reparo, donde el contratista debe pagar las diferencias en caso de generarse algún tipo de falla en la obra; los anticipos; ya sean materiales o financieros además de su utilización y ejecución de contratos.

Igualmente se encuentran las pólizas de Garantías Aduaneras, conformadas para las empresas de este sector; las cuales abarcan; la importación o exportación temporaria, garantizando la obtención de los derechos para dichas actividades por un tiempo estipulado; también la habilitación de depósitos fiscales y el tránsito terrestre.

Aunado a ello, cubre la diferencia de derechos y tributos, que actúa al generarse alteraciones a las tasas sobre alguna importación; los envíos de consignaciones y falta de documentación, si la persona encargada de la importación no presenta los documentos originales para la entrega.

Y uno de los seguros de caución más solicitados es lo de Alquileres, diseñados para cuando se realizan alquileres de inmuebles sin garantías de propiedad, donde las aseguradoras resguardan a los inquilinos en caso de desalojos o deudas de pagos, cubriendo, pagos de alquiler y de expensas; depósito de garantía; ocupación indebida e impuestos.

En comparación con otras pólizas, los seguros de caución pueden tener ciertas limitantes como; la edad del solicitante además de su estado laboral y fiscal, sus ingresos en relación al precio del alquiler de la propiedad, ubicación y descripción específica del inmueble, entre otros.

Contar con un seguro de caución es de gran importancia para resguardar además de sus bienes, su tranquilidad, es recomendable que se asesore con expertos en el área y se dirija a una compañía de confianza, existe una póliza para cada situación y necesidad.