Saltar al contenido
Proyecto Amigo| Iñaki García

Seguros de Pisos

También te puede interesar: LA LISTA MÁS GRANDE DE TIPOS DE TURISMO

Cuando hablamos de seguros, por naturaleza buscamos cuidar nuestras pertenencias, y cuando se trata de nuestro hogar, es aún más importante resguardar la integridad física y psicológica de nuestra familia.

Este tipo de seguros podría cubrir ya sea incendios, daños de algunas tuberías, o desastres ocasionados por terremotos. Tomando en cuenta la inseguridad en la que vivimos, también suele encargarse de rotura de vidrios, vigilancia y asistencia de cerrajería. Por estas mismas razones, una casa debe ir de la mano con alguna aseguradora.

Es necesario resguardar nuestro hogar

Estos seguros se encargan de proteger tu hogar, tu inmobiliario y por otra parte, las distintas pertenencias que tengas dentro del mismo, debido a un imprevisto. Para poder asegurarlos se debe tener en cuenta el valor aproximado que tiene cada mobiliario que poseas dentro.

En este tipo de seguros, se llevan a cabo dos conceptos: Continente y Contenido.  El Continente se refiere a todo aquello que forma parte de la casa en si, como las instalaciones de agua o de electricidad, y el Contenido son la cantidad de mobiliarios que, como la palabra lo indica, contiene la casa en su interior.

Estas pólizas, solo cubre aquellos bienes a los cuales se les da un uso frecuente como por ejemplo vivienda, si deseas usarla para algún comercio, tendrías que buscar una póliza extra, ya que hay aseguradoras que se hacen responsables por los daños que llegue a ocasionar la persona que esté viviendo dentro de ella.

En los seguros son los cargados de hacerse cargo de daños de bienes propios que pudieran ser causados por el por agua, incendios o que nos roben. Daños a terceros que son los causados por nuestra familia a otras personas. Y los daños por sucesos naturales como terremotos, inundaciones, o tormentas eléctricas.

También atiende un cambio de cerraduras debido al robo o extravío de tus llaves. Pero en caso de que la situación se deba a un descuido, como que algún inquilino deje la puerta abierta, no tiene la misma garantía que un robo, y por esa parte, el seguro no respondería.

Como se ha dicho anteriormente, el seguro de pisos en parte nos permite vivir tranquilos, ya que sabemos que alguien responderá por nosotros a la hora de alguna emergencia. Y en tales casos, puede brindar una asistencia ya sea de servicio, médica o jurídica, depende de lo que necesites.

¿Es obligatorio tener algún seguro en el piso?

Para nada, el seguro de pisos solo es obligatorio cuando la vivienda se encuentra hipotecada, de lo contrario, queda a decisión de los inquilinos de dicha vivienda. Aún así, es recomendable tener nuestro hogar protegido, debido a lo anterior mencionado.

¿Quién debe encargarse de pagar el seguro en caso de una vivienda en alquiler?

Se podría decir que la contratación del seguro en caso de alquiler podría ir a cuenta del inquilino, ya que, en tal caso, es el que tiene más interés de que la vivienda esté asegurada si se tiene cualquier tipo de joyas o inmuebles, porque no tiene nada que ver con el Continente.

El propietario de la casa, es el que debe asegurarse del continente de dicha vivienda, como la estructura, el piso vacío y construcciones, ya que, en pocas palabras, es dueño de ella, y según la ley, este no puede obligar al inquilino a pagar este tipo de daños. Aunque puede ser distinto si hay un acuerdo entre ambos lados.

En caso de algún daño a terceros

Los daños a terceros podrían cubrirse por ambas partes. El propietario debe contratar un seguro de responsabilidad civil para ayudarse en caso de que el accidente haya sido consecuencia de algún daño de la casa, como problemas de electricidad o humedad debido a la rotura de alguna tubería.

Así, de esta manera el propietario no debe costear los gastos ocasionados por dichos errores. Sin embargo, este no cubre los daños que la persona que esté viviendo dentro de ella, pueda ocasionarle a un vecino. Por otro lado, se recomienda que el inquilino también contrate una póliza que le cubra cualquier daño que le realice a la casa.

Así que es mejor que por tu parte como persona que vive dentro de la casa, contrates un seguro propio de contenido, para proteger tus bienes y mobiliarios de la casa. Por esto es recomendable proteger o asegurar nuestra vivienda, ya que, si eres propietario de esta, estarás más tranquilo en caso de que el inquilino pueda causar daños a tu propiedad