Saltar al contenido
Proyecto Amigo| Iñaki García

Tratamiento celulitis con electroestimulación

También te puede interesar: LA LISTA MÁS GRANDE DE TIPOS DE TURISMO

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es una alteración del tejido celular subcutáneo que se acompaña de cambios en la microcirculación del tejido conjuntivo, produciendo modificaciones morfológicas, histoquímicas y bioquímicas del mismo.

No existe un origen reconocido de la celulitis si no un conjunto de factores que la predisponen, es el gran caballo de batalla de casi el 95% de las mujeres. Es una patología que, para combatir de manera eficaz, precisa de un plan de ataque global: un diagnóstico adecuado, un tratamiento médico, ejercicio, cosmética y un poco de tiempo. Los factores hormonales (pueden predisponer o agravar un proceso celulítico) son especialmente importantes durante la adolescencia.

Los estrógenos son las hormonas que pueden iniciar, agravar y convertirse en eterno un proceso celulítico en la mujer. Los factores endocrinos, bioquímicos, hereditarios e incluso raciales, predisponen a las mujeres a sufrirla. Además, si no tenemos unos buenos hábitos intestinales o llevamos unos malas costumbres que pueden favorecer el retorno venoso, sufriremos una insuficiencia venosa, que deja el terreno libre para la aparición de la celulitis.

Celulitis edematosa y / o blanda

Este es un tipo de celulitis que se da en la mayor parte de los casos en mujeres cuando superan los cuarenta años de edad y lleven un estilo de vida muy estático, que no realicen actividad física alguno y que ganan o pierden peso de forma brusca.

Los síntomas, además de la piel de naranja y la retención de líquidos, pueden ser la formación de varices, ya que el mal funcionamiento del sistema linfático y circulatorio favorecerá este tipo de celulitis.

La retención de líquidos que puede llegar a provocar esta enfermedad dependerá en gran medida del estilo de vida que se adopte, y es por ello que resulta vital adquirir unos hábitos saludables si se quiere conseguir reducir drásticamente la aparición de la celda celulitis.

La piel de naranja tiene un aspecto gelatinoso, esponjoso y suele asociarse a su flacidez. Puede ser dolorosa.

En nuestro programa de celulitis blanda hemos preparado una serie de tratamientos específicos con aparatos médicos para poder combatirla de forma altamente eficaz, al tiempo que elaboraremos una dieta ideal personalizada para poder asegurar un resultado más duradero.

Celulitis compacta o fibrosa

Este tipo de celulitis dura o compacta es diferente a la anterior ya que se presenta normalmente en los jóvenes aunque tengan un buen estado físico.

Es dura al tacto, difícil de pellizcar, y provoca dolor al hacerlo.

Se puede detectar ya que la piel de naranja se ve endurecida, consistente y granulosa.

Suele localizarse en la cara externa de los muslos y la cara interna de las rodillas.

En nuestro programa de celulitis compacta hemos preparado una selección de tratamientos médicos acompañados de aparatología médica específica, para poder trabajar bien esta celulitis y regularizar el tejido subcutáneo mejorando el aspecto, a la vez que elaboramos unas pautas alimenticias personalizadas.

La celulitis tiene un tratamiento eficaz, pero no se cura. Así pues, para conseguir que las técnicas utilizadas tengan mejores resultados, es muy recomendable seguir una serie de pautas de vida saludable, y llevar una alimentación equilibrada. También es aconsejable hacer ejercicio, evitar utilizar tacones altos mucho rato o ponerse ropa muy ajustada que dificulta el riego sanguíneo y, sobre todo, controlar el estrés, el mal de nuestro tiempo, porque puede actuar a nivel endocrino modificando la distribución del grasa.

Tratamientos para combatir la celulitis con electroestimulación

Existen diferentes tratamientos para luchar contra la celulitis. Uno de los más destacados es la electroterapia. Sí, nuestro querido electroestimulador vuelve al rescate.

La electroestimulación médica y los ultrasonidos de diversas potencias y frecuencias son técnicas útiles, que provocan la estimulación del sistema venoso y linfático, ayudando a reducir la celulitis, a activar la adipocito del tejido graso para aumentar su gasto energético, ya la recuperación postquirúrgica de intervenciones como la liposucción. Añade habitualmente a tratamientos en conjunto, como la masoterapia, ultrasonidos, vibroterapia.

Electroestimulación contra la celulitis
Electroestimulación contra la celulitis

Tratamientos alternativos a la electroestimulación para combatir la celulitis

Como ya decíamos, la electroestimulación no es la única opción (aunque sí, la más recomendada). Los otros tratamientos son:

Presoterapia médica

La presoterapia está indicada por los trastornos de insuficiencia vascular, varices, cielo • celulitis, obesidad, edemas, o linfedema, entre otras patologías.

El tratamiento consiste en la colocación de unas “botas” que llegan hasta media cintura y que se hinchan por fases, consiguiendo una mejora del proceso de detoxificación corporal, a través del sistema venoso y linfático, estimulante y tonificante el sistema músculo- esquelético.

Radiofrecuencia corporal

Utilizados en el tratamiento de la celulitis y sobre todo en el tratamiento de la flacidez rebelde.

Consigue activar el tejido a través de un nuevo electrodo, mayor que el facial, mediante la acción del calor.

Este incremento de calor se produce por la energía que la radiofrecuencia ejerce sobre el col • colágeno de las capas más profundas de la piel. El calor consigue tensar el tejido cutáneo y la piel enseguida, activando al mismo tiempo las células que lo forman, estimulando la creación y neoformación de colágeno.

Mesoterapia

Este tratamiento consiste en la microinyección de varias sustancias homeopáticas. Es un procedimiento muy preciso que permite al especialista controlar el punto de inserción en todo momento. Se trata de una técnica que debe combinarse con otros tratamientos médicos como la electroterapia, para conseguir unos resultados más eficaces y duraderos.

Es de las cosas más efectivas a la hora de tratar la celulitis. Se trata de pinchazos de 2-3 milímetros por debajo de la piel, a las líneas vasculares, a través de las que se infiltran fórmulas homeopáticas personalizadas para cada paciente y según el tipo de celulitis que padece. El procedimiento es sencillo, rápido y con pocas contraindicaciones.

También existe la mesoterapia para hidroelectroforesis. Mediante un aparato con dos electrodos, que genera un diferencial de carga, se facilita la penetración de sustancias activas.

Ambas técnicas son utilizadas como tratamiento de elección en celulitis, flacidez, grasa localizada, edemas vasculares y otras múltiples aplicaciones, por su probada experiencia y seguridad.