Saltar al contenido
Proyecto Amigo| Iñaki García

¿Cómo ganar un premio Óscar siendo negro?

Óscar para un actor negro
También te puede interesar: LA LISTA MÁS GRANDE DE TIPOS DE TURISMO

Ganar un premio Óscar siendo negro no es una utopía, aunque realmente es algo verdaderamente muy complicado. La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas ha sido puesto en duda en numerosas ocasiones y hay motivos para sospechar de la existencia de cierto racismo entre los encargados de votar para los prestigiosos premios del cine.

EL PREMIO ÓSCAR ES RACISTA

Desde 1929 que se celebró la primera ceremonia de los premios de la Academia solamente 16 estatuillas han ido a parar a actores negros o actrices negras. El palmarés es bastante fácil de recordar:

El premio Óscar al mejor actor ha sido negro en cinco ocasiones (Denzel Washington -2-, Morgan Freeman, Sidney Poitier y Jamie Foxx), en una ocasión la Academia le ha dado el premio Óscar a la mejor actriz a una negra: Halle Berry. Y en hasta ocho ocasiones han ganado premios de actores o actrices de reparte. Además del Premio Óscar Honorífico que recibió Sidney Poitier en 2001 para reconocer su gran carrera.

Sin embargo, cómo recogió el diario New York Times en un reportaje para lograr esos escasos premios no han sido habitualmente por papeles amables y en la mayoría de ocasiones debían interpretar personajes de gente pobre o con pocos recursos o por personajes que han sido criminales en algún momento de su vida.

¿PREMIOS ÓSCAR 2017 PARA COMPENSAR?

Este 2017 nos ha regalado un premio Óscar a mejor película a Moonlight, un premio a mejor actor de reparto a Mahershala Ali y un premio a mejor actriz de reparto a Viola Davis. El negro ha sido el color de unos Óscar marcados por el mayor error de la historia de las galas.

La duda todavía asalta a algunos: ¿se ha compensado por las no nominaciones a actores y actrices negras en los Premios Óscar de las dos últimas ediciones y que llevó a un boicot de los propios actores? No lo sabremos nunca, pero este año la Academia se ha dado un lavado de cara con cierto sabor agridulce.