Saltar al contenido
Proyecto Amigo| Iñaki García

Ser el rey de la televisión no es sinónimo de popularidad

James Burrows
También te puede interesar: LA LISTA MÁS GRANDE DE TIPOS DE TURISMO

La semana pasada el mundo de la televisión vivió uno de esos momentos ilusionantes y a la vez únicos. El elenco de actores protagonista de la extinta serie ‘Friends’ se reunió con sus homónimos del todavía vigente éxito de 20 minutos ‘The Big Bang Theory’. Curiosamente eso se pudo ver en una instantánea para Instagram, quizás no se llegue a ver en los televisores de casa.

El motivo de la reunión era la grabación de un homenaje a James Burrows para el próximo 21 de febrero que será emitido en la NBC y que posiblemente no estén todos bajo el mismo techo. Matthew Perry y Kunal Nayyar ya se sabe que no pudieron asistir, aunque quizás aparezcan vía mensaje de vídeo. A estas alturas posiblemente ya os hayáis preguntado quién es James Burrows, qué hace que junte a todas estas celebridades de la televisión y por qué se le homenajea. La consideración era merecida.

Una foto publicada por @normancook el

El rey de la televisión

Muchos de vosotros habréis visto en algún momento de vuestras vidas alguna de estas series que voy a enumerar a continuación: Taxi, Cheers, Frasier, Friends, Will & Grace, Dos hombres y Medio, The Big Band Theory o The Millers. Esas son posiblemente las más conocidas en España de las 25 series que ha llevado a cabo el director de Los Ángeles. Una lista de éxitos inigualable en el mundo de la televisión.

El homenaje era para celebrar sus 1000 capítulos dirigidos para quien convirtió la comedia de situación de 20 minutos en el modelo de éxito de la televisión estadounidense. 10 premios Emmy respaldan una carrera basada en conseguir sacar una risa de cualquier situación cotidiana.

Ni ‘Lost’ estuvo cerca de sus audiencias

There’s no one on the planet that has had that level of success

Warren Littlefield, ex director de la cadena NBC.

La cantidad de series que ha hecho triunfar James Burrows ridiculiza a cualquier otro director que haya intentado hacerse un hueco en las series televisivas. Actualmente en Estados Unidos hay 400 series en emisión, un boom que nos ha llevado a una nueva edad de oro de las series indican muchos analistas. Burrows es parte importante de ese boom.

Entre las 10 emisiones más vistas en la historia de la televisión el director de Los Ángeles colocó el episodio final de la serie Cheers en el décimo puesto de esa lista quien consiguió la escandalosa cifra de 80,4 millones de personas en 1983. Solo una serie superó ese episodio final de Cheers y fue el final de las serie MASH quien alcanzó el segundo puesto con 105,9 millones de espectadores. Los ocho puestos restantes en ese top10 están copados por diversas finales de la Superbowl.

Entre los 20 capítulos de serie más vistos en la historia de la televisión americana copa tres puestos: El segundo con el final de Cheers (80,4 millones en 1983), el cuarto con el Friends (52,5 millones en 2004) y el decimoséptimo con el de Frasier (25,2 millones en 2004). Todos ellos emitidos por la cadena NBC.

Para hacernos una idea cantidad pondremos el final de Lost en perspectiva, la ficción que revolucionó de nuevo la televisión tuvo 13 millones de espectadores en Estados Unidos en su últimos episodio, una cifra por debajo incluso de ‘Will&Grace’ (18 millones), serie también dirigida por Burrows. Obviamente, la variedad de opciones de la nueva era ha provocado una audiencia más segmentada.

Frasier en Cheers
Frasier en Cheers

Trabajo de orfebrería

Que James Burrows se convirtiera en un director de comedia estaba escrito de cuna. Su padre, Abe Burrows, fue guionista de series como Guys and Dolls, y fue uno de los primeros en introducirlo en el mundo del espectáculo. Él mismo reconoce que en sus inicios usaba sus influencias para lograr sus primeros empleos: “Cuando me fui para el empleo y cosas por el estilo. Me aseguré de que sabían quién era mi padre. Y cuando yo estaba saliendo con chicas, sobre todo si eran de Broadway.”

Tras trabajar un tiempo con su padre comenzó su carrera junto a dos de sus más inseparables guionistas, Glen y Les Charles, quienes le acompañaron tanto en su primer proyecto (‘Taxi’) como más adelante en ‘Cheers’. Allí comenzó a realizar sus obras maestras de 20 minutos en busca de unas risas que aunque sonaran enlatadas en la televisión siempre fueron ciertas en las casas.

Burrows, famoso por no mirar al escenario cuando dirige, describió en una entrevista su método de trabajo y su obsesión-participativa por encontrar la situación cómica ideal:

Hay que lograr ese momento, cuando te hacen reír. Tienes que llegar a ese momento y hay que trabajarlo hasta que llegue. Tienes que saber por qué no funciona y tienes que ser capaz de dar a los actores la posibilidad de participar, si tienen sugerencias sobre cómo hacer que funcione, tienes que escucharlos, no despedirlos. Al final  es como arcilla, tienes que formarlo“.

La cara de James Burrows no es conocida para el gran público, su nombre apenas nos sonará de haberlo escrito en los créditos de alguna de las series que más nos gustan, sin embargo, detrás de ese anonimato hay uno de los mejores directores de la historia, de la televisión en este caso.

James Burrows
James Burrows